¿Primera compra? Regístrate|¿Eres cliente? Identifícate

0 articulos en tu cesta.VER CESTA

Idioma   Español English Français | Moneda  
FABRICACIÓN

Un recipiente único.
O'Clay en envase 100% cerámico, elegante, práctico y original

¿CÓMO FABRICAMOS NUESTRO ENVASE CERÁMICO?

La alfarería es el arte de elaborar objetos de barro o arcilla, y por extensión el oficio que ha permitido al hombre crear toda clase de enseres domesticos a lo largo de la historia.

En el Occidente, culturalmente tecnológico, la alfarería popular y evocadora obra de artesanos alfareros ha pasado en gran medida a convertirse en artículo decorativo y de coleccionismo.

Algo que es fantástico es que solo con el cobre se obtiene una gama de colores variadísima, amarillos, rojos, verdes y azules, con multiples combinaciones y matices, dando como resultado que no hayan dos esferas  iguales en colores. Todo dependerá  del tiempo, de la calidad de la llama, y también del ahumado final.

La tradición no es simplemente algo que ha de preservarse y heredarse, lo crucial es como percibimos esa tradición y las técnicas tradicionales. Nuestro punto de vista determina lo que podemos crear para elevar la cerámica, dentro de la realidad de la tradición, a algo completamente nuevo y fresco. Son nuestras percepciones lo que constituyen el presente y definen quienes y que somos.

EXTRACCIÓN DE LA ARCILLA

En O’CLAY ARCILLAS NATURALES queremos que usted tenga la idea de porque su arcilla es de mejor calidad que otras arcillas que pueda encontrar en el mercado, y que tenga una referencia de los pasos que a seguido su arcilla desde la extracción, secado y envasado de la misma hasta encontrarse en sus manos dispuesta para aplicación. Esta es otra de las cosas que nos diferencian de las demás arcillas del mercado y que como podrá comprobar no hay ninguna empresa de arcilla natural a nivel nacional e internacional, que exponga los pasos seguidos por su arcilla desde la cantera hasta que disfruta de ella.

En O’CLAY ARCILLAS NATURALES, nuestros métodos en la extración de arcilla se remontan a varias generaciones que han trabajado manual y artesanalmente en los yacimientos,  la técnica y el procesado de la misma.

Hoy en día en el mercado de lo natural, la arcilla ha encontrado otra vez su lugar, perdida en el tiempo, ha vuelto a ganar la posición y el lugar que le corresponde, la tierra misma, y la arcilla como parte de ella, ganan otra vez la partida. Y en O’CLAY queremos que sepa y vea los procedimientos de su arcilla.

El procedimiento de extracción que hemos seguido en O’CLAY es el de nuestros antepasados, un trabajo árduo y costoso, porque el procedimiento es lento y tiene que intervenir la naturaleza con sus elementos esenciales, aire, sol y agua para que la arcilla vaya reduciéndose y secándose, este método, aunque es costoso, obtiene su recompensa ya que la extracción es manual y no se entremezclan materiales ajenos a la arcilla, no así si fuese industrial, porque aquí todo vale, se mezcla y ya esta, siendo la arcilla obtenida de baja calidad.

LA VETA

Después de limpiar la veta de impurezas, en el ejemplo que le mostramos es la veta de arcilla azul (ver fotografías), aquí la arcilla es pura, no contiene arenas ni residuos, en este punto la arcilla sale húmeda y con todo su color.

Es recogida en capazos a la antigua usanza y rechazando el uso de materiales plásticos. Acopiada y extendida para que el sol, el aire y la lluvia la vayan "macerando" y reduciéndo a tamaño menor. Estos elementos anteriormente citados son fundamentales para la obtención de una buena arcilla, cuanto más tiempo de exposición a estos elementos más fina y de mejor calidad obtendremos nuestras arcillas.

Conforme se van secando las capas superiores y externas, vamos extrayéndola para que la capa interna siga el mismo procedimiento de secado, ya que, aunque la parte exterior está seca, la parte interior sigue con humedad, repitiendo estos pasos hasta que el montón de arcilla queda completamente secado.

Puede observar el color de la arcilla seca en contraste con la húmena en las fotografías.

Se observa que el color de la arcilla ha cambiado, de un azul intenso a pasado a un azul grisáceo o gris ceniza, esto no significa que la arcilla a perdido su color, esto es debido en mayor medida a la pérdida del agua que contiene.

EL ENVASADO

Después de extraer la arcilla y realizar el proceso de secado, la arcilla pasa por la trituradora varias veces hasta conseguir ese polvo fino que usted tiene en sus manos. Como todo proceso de calidad exhaustivo, la arcilla se analiza en laboratorios independientes.

Seguidamente se procede al envasado manual de la arcilla en su recipiente y sellado del contenido con papel de seda.

Una etiqueta con numero de lote en la parte inferior de la esfera servirá para control y seguimiento de la arcilla. Aquí decirle que su arcilla no caduca nunca, al no tener ningún componente químico, ni aditivos, ni colorantes. Siempre y cuando usted no la mezcle con algún producto ajeno a ella.

Otra etiqueta termo-encogible hará que la tapa quede sujeta al tiempo que precintará el envase. Hay que decir que es el único momento que utilizamos el plástico, pero nunca entra en contacto con el producto ya que es una etiqueta de precinto.

Introducimos el envase en su caja y queda listo para servir.

A partir de aquí usted puede tener la seguridad de que su arcilla llegará fresca, virgen, natural y sin olores extraños. En O’CLAY le damos la oportunidad única de tener en sus manos lo verdaderamente natural.